DE POTENCIAL PROFETA, A ADIVINO – Parte 2

UNA DE LAS MANERAS MÁS SEGURAS PARA IDENTIFICAR A UN ADIVINO DISFRAZADO DE “PROFETA” ES QUE NO RINDE CUENTAS CON NADIE. SON INDEPENDIENTES. Aunque dicen que tienen una cobertura, si lo investiga, descubrirá que su “cobertura” es en nombre solamente, y que no hay actualmente ninguna rendición de cuentas. Son “llaneros solitarios” que sirven a sí mismos.  No tienen ninguna relación ni conexión significante con nadie.

Números 22-24   Balaam, profetizaba palabras acertadas, pero era un adivino

Balaam significa, “no del pueblo”. Balaam no tenía un pueblo.  No sirvió a ninguna autoridad. Josué 13:22 identifica Balaam como un adivino.   Su negocio literalmente era adivinar por una “cuota.”  Los emisarios de Balac, vinieron con “dádivas de adivino” (una “ofrenda” de pago) para convencerle “hacer el trabajo” de maldecir a Israel (Números 22:7).  

Es cierto que Balaam pudo oír la Voz de Dios. PERO TAMBIÉN PUDO OÍR LAS VOCES DE DEMONIOS, Y ACUDIÓ A LA VOZ DE MÁS LE CONVENÍA. Yo creo que la razón que Balaam pudo oír la Voz de Dios tan fácilmente en este caso es porque Dios intervino por cuanto el futuro de Su Pueblo Israel estaba siendo arriesgado.

NUESTROS OÍDOS ESPIRITUALES PUEDEN OÍR VOCES O SONIDOS ESPIRITUALES A PESAR DEL ORIGEN. O sea, podemos oír la voz del diablo o la voz de Dios con los mismos oídos espirituales. 

Como seres espirituales, todos tenemos oídos espirituales (Proverbios 20:12). Hebreos 5:14 revela que tenemos que ejercitar nuestros sentidos para discernir entre el bien y el mal. De la misma manera, tenemos que ejercitar nuestros oídos espirituales para discernir entre la Voz de Dios y la voz del enemigo.

El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.” Apocalipsis 2:7

CUÁL VOZ VAMOS A OÍR MÁS FUERTEMENTE DEPENDE MUCHO DE NOSOTROS. Como un radio, depende de cómo estamos “sintonizados” y que tan cerca de la difusora estamos viviendo.

Santiago 4:8 dice, “Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros.”  La rebeldía, un espíritu independiente, la ofensa, el pecado sexual, y otras cosas nos puedan impedir la habilidad de “sintonizarnos” a la Voz de Dios, y abren la puerta para la influencia demoníaca.

¿Cómo podemos “sintonizarnos” a oír mejor la Voz de Dios?

Teniendo un corazón correcto delante de Dios (2ª Crónicas 16:9), vivir en obediencia (Juan 14:15-16), valorando la verdad aunque nos duela (Juan 14:6, 17), siendo humildes de corazón (Santiago 4:6), siendo motivados por el amor por Dios y por otros (1ª Corintios 13; 1ª Juan 4), y ejercitando la fe en la Palabra de Dios (Hebreos 11:6). Será bueno estudiar esas Escrituras y meditar en ellas.

Mas estas cosas no estaban en la vida de Balaam.  Hoy en día hay muchos que tenían un llamado (el potencial) de profeta, pero se han vuelto adivinos porque estas cosas no fueron desarrolladas en ellos tampoco.

Balaam era independiente; se sirvió a sí mismo, no a Dios. La única razón por la que Balaam profetizó bendición a Israel en vez de maldición fue porque Dios le amenazó con muerte si Le desobedecía.

Balaam sirvió únicamente a sí mismo; fue motivado por la avaricia y el egocentrismo. Cuando Dios le impidió maldecir a Israel, él halló una estrategia para lograr el mismo resultado sin tener que declarar nada, y lo compartió con el Rey Balac para que Israel se maldijera a sí mismo.

LOS ADIVINOS NO HONRAN A LOS QUE ESTÁN EN AUTORIDAD. Suelen no profetizarle en la presencia de su pastor.  Suelen tomarle a un lado, en el estacionamiento, en un pasillo, u otro lugar no visto por los que tienen autoridad.  O VAN DE CASA EN CASA PARA PODER DECIRLE LO QUE NUNCA DIRÁN EN FRENTE DE SU PASTOR.  Es parte de su operación clandestina y diabólica.

EL ESPÍRITU DE ADIVINACIÓN EN ELLOS BUSCA UNA OFENSA O SEMILLA DE REBELDÍA EN USTED QUE PUEDA ALIMENTAR, y decirle lo que quiere oír.  En el proceso CASI SIEMPRE HECHA DUDA SOBRE LA INTEGRIDAD DE SU PASTOR Y SIEMBRA DIVISIÓN en la congregación. Quiere separarle de su pastor.  Es lo que hace un lobo depredador.

Como ya destaqué, algunas de estas personas tienen un llamado (un potencial futuro) verdadero, pero se han adelantado en los tiempos.

SI ES QUE VAMOS A TENER AUTORIDAD, TENEMOS QUE ESTAR BAJO AUTORIDAD Y RENDIR CUENTAS CON ALGUIEN POR NUESTRAS ACCIONES.

MUCHOS DICEN QUE TIENEN UN PASTOR. PERO POCOS PERMITEN QUE SUS PASTORES LES PASTOREAN.  No les permitan proveer retroalimentación a sus vidas.  Si él intente hacerlo, se enojan. Tales personas, a pesar de cuál sea su llamado, son peligrosas porque rápidamente comienzan a operar en la adivinación y la hechicería.

1ª Pedro 5:5-7 dice: “Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, Y da gracia a los humildes. 6 Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo;”

La Mano de Dios son las Cinco vocaciones ministeriales, los cuales Cristo estableció en la Iglesia para representar Su Autoridad.  Dios nos manda a someternos a la autoridad que Él ha establecido.  Por supuesto, el adivino no pueden creer que su pastor fue establecido por Dios; no reconoce a nadie que no le reconoce a él mismo.

Entiendo que en ocasiones pueda haber un desacuerdo legítimo y una separación temporal entre ministros y amigos.  Aconteció entre Pablo y Bernabé. Pero si alguien nunca puede hallar a ningún pastor a quien rendir cuentas, es una señal fuerte de peligro. Debemos ser miembros de una comunidad de fe en donde podamos aprender, servir y rendir cuentas.

Entiendo que hay también pastores falsos, pastores inmaduros y pastores no bien entrenados.  Pero si usted se siente rechazado por uno, no es correcto atacarles.  Simplemente declare la verdad en amor.  No conozco a nadie que entró al ministerio con motivo de herir a otros.  Entraron con un deseo genuino de servir a Dios y a otros.  Es por eso que cuando yo veo un error, simplemente proclamo la verdad sin señalar el dedo de juicio a nadie.

Cuanto sea posible Dios nos manda vivir en paz con todos, a amar a nuestros enemigos, bendecir a los que nos maldicen (Mateo 5:44-46). Nos mandó a honrar y obedecer a los que están en autoridad, y orar por ellos (1ª Pedro 2:17, 1ª Timoteo 2:1-2; 5:17; Hebreos 3:17). Si hacemos eso, Dios es fiel para corregir a Sus hijos y lidiar con los falsos.  Dios no le ha comisionado a nadie a ser la policía, el juez y verdugo del Cuerpo de Cristo.  Si usted conoce de un ministro que está en un error, ore por él que Dios haga Su voluntad en él.

No podemos controlar a otros. Pero podemos controlarnos a nosotros mismos. Debemos, entonces enfocarnos en hacer los cambios que Dios quiere hacer en nuestras propias vidas.  Es una parte de Su proceso de purificar a nuestros corazones para ser representantes dignos de la vocación a la cual hemos sido llamados (Efesios 4:1-3).

Amado lector, al leer este artículo, ¿puede ser que el Espíritu Santo trajo convicción a su corazón acerca de algo? ¿Habrá un cambio que Dios quiere hacer en su vida?   Entonces ahora es el tiempo de responder a la Voz de Dios. 

Por Cliff Bell, © 5 de septiembre, 2017, Todos los derechos reservados.

 

Se le acuerdo que esta es la segunda parte de una serie de dos enseñanzas. Si no lo ha hecho ya, le animo a leer la primera parte (que está en mi página).

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Permisos

Se le permite compartir en las redes sociales esta publicación en su totalidad directamente desde mi página usando la función de “Compartir.” De hecho, le animamos a hacerlo.  Permiso también es dado a imprimirlo para su estudio personal, o para compartirlo en su grupo pequeño o congregación.  Pero se prohíbe “copiar y pegar” esta reflexión a otra publicación, sea digital o impresa, sin el consentimiento previo del autor.  Gracias por su comprensión.

DE POTENCIAL PROFETA, A ADIVINO – Parte 1

Yo he publicado varias veces acerca de cómo el ESPÍRITU DE LA ADIVINACIÓN SE DISFRAZA COMO LA PROFECÍA e INVADE A MUCHAS CONGREGACIONES DE MANERA CLANDESTINA. Obviamente, el diablo no puede hacer nada si no tiene a alguien dispuesto a ser su agente.   El enemigo busca aprovechar de las debilidades de carácter que se presenten en individuos dentro de la congregación, como se aprovechó de Acán que codició lo que era dedicado a Dios, para frenar el avance de la congregación entera (Josué 7). 

Interesantemente, Acán era de la tribu de Judá que significa “alabanza.”  Frecuentemente, uno de los grupos que el diablo odia y que busca más poder infiltrar o atacar es el grupo de alabanza. El diablo sabe que si puede limitar nuestra alabanza, puede limitar nuestro avance.

El diablo tiene que usar a personas que están rendidas a él, de la misma forma que Dios necesita a alguien rendido a Él para usarle.

ALGUNAS DE LAS PERSONAS QUE AL DIABLO LE ES MÁS FÁCIL Y MÁS COMÚN UTILIZAR SON PERSONAS QUE:

(1) LOS QUE ESTÁN COMENZANDO A MANIFESTAR EL DON DE LA PROFECÍA Y CREEN EQUIVOCADAMENTE QUE ESTO SIGNIFICA QUE TIENEN UN LLAMADO DE PROFETA. Esto está sucediendo como una epidemia.

Muchos no entienden la diferencia entre la operación del don de la profecía por medio de cualquier creyente (1ª Corintios 14:31), y la vocación ministerial del profeta que se aplica a relativamente pocos (Efesios 4:11).  Éstos tratan de ejercer la autoridad de un profeta maduro cuando ni tienen la preparación, la madurez, ni el llamado actual.

Hay una diferencia grande entre tener una habilidad de profetizar y poseer un llamado de profeta. Igualmente, hay una diferencia grande entre poseer un llamado de profeta, y ser lo suficiente preparado y maduro para ejercer esa vocación y autoridad.  Hay demasiados que andan “profetizando” equivocadamente el uno al otro que es profeta, cuando la mayoría apenas tienen el don de la profecía.

(2) LOS QUE TIENEN UN LLAMADO VERDADERO PARA UN DÍA SER UN PROFETA, PERO TODAVÍA NO ES EL TIEMPO. TODAVÍA LES FALTAN LA PREPARACIÓN, LA MADUREZ, EL DICERNIMIENTO Y EL CARÁCTER NECESARIO PARA SER NOMBRADOS.  Es por eso que es muy importante identificar estas personas y asegurar que reciben la formación necesaria, y que entienden los procesos y los tiempos de Dios.

VOY A ENFOCAR MIS COMENTARIOS HACIA ESTE SEGUNDO GRUPO aunque son mucho menos en número. Lo estoy haciendo a propósito sabiendo que la mayoría de los lectores va a presumir que pertenece a este grupo cuando en realidad pertenece al primero. Entretanto, los principios que voy a compartir se aplican a ambos grupos.

Desgraciadamente, muchos de los que tienen un llamado genuino de profeta SE ADELANTAN EN LOS TIEMPOS de Dios y se auto-proclaman como profeta. COMO SAÚL, NO TIENEN LA PACIENCIA DE ESPERAR PARA QUE VENGA SAMUEL (1ª Samuel 13).  Frecuentemente tienen más celo que sabiduría. No quieren esperar hasta que la autoridad establecida les reconozca, y se meten en aguas profundas sin darse cuenta del peligro.

LA IMPACIENCIA VUELVE EN FRUSTRACIÓN QUE A SU VEZ SE CONVIERTE EN UNA SEMILLA DE REBELDÍA. De repente, cuando profeticen, la fuente puede ser el espíritu de adivinación a pesar de que lo declararon “en el Nombre de Jesús.”  En vez de ser voceros de Cristo, se pueden volver voceros de demonios.  Pues, la rebelión es como el pecado de la adivinación (1ª Samuel 15:23).

Estoy hablando de aquellos que no han recibido suficiente preparación. No han pasado las pruebas necesarias para refinar su carácter. NO ENTIENDEN QUE ES NECESARIO EXPERIMENTAR SUFICIENTE EL RECHAZO HASTA QUE ESTÉN LIBRES DE LA NECESIDAD DE SER RECONOCIDOS Y DE RECIBIR LA APROBACIÓN DEL HOMBRE.  Porque aquel que busca reconocimiento robará la gloria que pertenece a Dios.  Y aquel que necesita agradar al hombre no podrá agradar a Dios. 

FRUSTRADOS, porque sus pastores no les han reconocido todavía, y OFENDIDOS porque quieren ya iniciar, buscan “confirmación” y “afirmación” de otros.

Si uno busca lo suficiente para que alguien que le diga que el mundo está plano, en tiempo lo podrá hallar. EL ESPÍRITU DE ADIVINACIÓN LE DIRÁ LO QUE QUIERE OÍR.  ALIMENTARÁ A SU TEMOR Y A SU OFENSA. Le dirá que usted está completamente en lo correcto y que los demás están mal.  Hasta le pueda impartir una paz falsa de engaño y un sentido falso de seguridad aunque toda su vida personal esté en un desorden.

UN EJEMPLO DEL MUNDO NATURAL: Entre los que profesan a Cristo hay algunos que están convencidos de que el Presidente actual de Venezuela es un mesías y otros creen que es un diablo. Ambos creen tener la verdad no adulterada.  La mayoría desde afuera pueden ver claramente la operación del espíritu de Jezabel ahí, pero otros no lo pueden ver porque están bajo el encanto y el engaño.  ¿Por qué?  Porque les dijo lo que querían oír.  El espíritu de adivinación alimentó a sus temores, a sus ofensas, a sus sospechas, y les dio un kilo de arroz (tal vez no recientemente).

SIEMPRE HAY UN VELO DE ENGAÑO QUE OPERA CON EL ESPÍRITU DE ADIVINACIÓN PARA CEGAR EL ENTENDIMIENTO DEL PUEBLO (2ª Corintios 4:3-4).

Los adivinos suelen profetizarle cualquiera cosa que usted desea oír …ESPECIALMENTE SI LA OFRENDA ES LO SUFICIENTE GRANDE, o si en alguna manera les trae un beneficio personal.

Y si le cuentan al adivino de cómo su pastor no le reconoció como profeta, algunos hasta le “harán el trabajo” de maldecirle (hechicería) para alimentar el espíritu de hechicería en su propio corazón. Mientras tanto se sienten completamente auto-justificados, por fin “afirmados”.

Por doquier hay adivinos afirmando el uno al otro como “profetas” y luego ambos usando esa “palabra” en contra de su pastor porque dicen que ya recibieron su “confirmación.” El problema es que la fuente de la “confirmación” era el padre de mentiras en vez de el Espíritu de Verdad.

El espíritu de adivinación en el adivino (disfrazado de profeta), es atraído al espíritu de adivinación en el otro (tanto como a la rebelión, y la ofensa, etc.), y le proclamará “visión mentirosa, adivinación, vanidad y engaño de su corazón (Jeremías 14:14).

ÉSTE SE VUELVE A SU CIUDAD SINTIENDOSE EMPODERADO POR LA CONFIRMACIÓN FALSA (DADA POR AQUEL QUE NO CONOCE NADA DE SU TESTIMONIO NI CARÁCTER), Y ENTONCES COMIENZA UNA CRUZADA DE DIFAMACIÓN Y ATAQUE EN CONTRA DE SU PASTOR LEGÍTIMO, porque lo considera un impedimento a su ministerio y a Dios.

Como Jezabel persiguió a Elías, persigue a su pastor, pues NO PUEDE TOLERAR LA VERDAD que le han dicho: que es todavía inmaduro y que tiene problemas de carácter que necesitan corregir ANTES de ser lanzado. En vez de cumplir su llamado de profeta, se vuelve un adivino y hechicero que piensa que es profeta y que está sirviendo a Dios.

UNA DE LAS SEÑALES DE UN ADIVINO ES QUE ATACA Y MALDICE A LOS HOMBRES VERDADEROS DE DIOS, ESPECIALMENTE A LOS PASTORES DE SU CIUDAD. Si hubiera esperado los tiempos de Dios, esos mismos pastores pudieron haber sido sus mejores aliados.

CLARO, EL DIABLO PUEDE PRODUCIR SUFICIENTES MANIFESTACIONES Y MILAGROS PARA QUE SIGA ENGAÑADO, Y PARA PODER ENGAÑAR A OTROS EN SU CAMINO. Jesús habló de ellos en Mateo 7:21-23.  Cristo nos declaró que algunos que profetizan y que hacen milagros en Su Nombre no entrarán al Reino de los Cielos, porque los llamará “hacedores de maldad.”

¿Le suena familiar algo de lo que he escrito?   Pídale, entonces al Espíritu Santo cómo Él desea que responda, y obedezca.

Cuando alguien está listo para ser reconocido o lanzado en un ministerio, es porque estará sirviendo consistentemente, fielmente, y gozosamente sin reconocimiento ni título.

  • Cuando es el tiempo de Dios para su reconocimiento, usted ya no sentirá la necesidad de ser reconocido. Los que se sienten desesperados por ser reconocidos solamente están mostrando su inmadurez y falta de carácter.
  • Cuando viene el tiempo de Dios, usted no tendrá que empujar, ni insistir, ni manipular.
  • Cuando Dios otorga el favor, no tendrá que pedírselo a nadie. 
  • Cuando Dios abre la puerta ningún hombre la podrá cerrar.

Usted puede confiar en el amor de Dios por usted. ¡Dios desea, más que usted, que alcance su potencial!  ÉL NO LE NEGARÁ NADA QUE SEA NECESARIO PARA PODER OBEDECERLE Y CUMPLIR SU VOLUNTAD.  Pero Dios no está de prisa.  Dios le quiere a usted más como Su hijo que como Su ministro, y quiere lo suficiente a Su Iglesia para no lanzar a un ministro antes de tiempo.  Solo siga sirviendo, y su llamado y carácter se desarrollará.  De repente, cuando menos lo espera, Dios le sorprenderá. 

Por Cliff Bell, © 5 de septiembre, 2017, Todos los derechos reservados.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Permisos

Se le permite compartir en las redes sociales esta publicación en su totalidad directamente desde mi página usando la función de “Compartir.” De hecho, le animamos a hacerlo.  Permiso también es dado a imprimirlo para su estudio personal, o para compartirlo en su grupo pequeño o congregación.  Pero se prohíbe “copiar y pegar” esta reflexión a otra publicación, sea digital o impresa, sin el consentimiento previo del autor.  Gracias por su comprensión.

El SER LLAMADO VS. SER COMISIONADO

Me profetizaron que soy profeta.  ¿Ahora qué?

Por Profeta Cliff Bell, © 2014

Hay una diferencia grande entre recibir un llamado y el ser comisionado…potencial

Una de las cualidades poderosas de la profecía personal es que nos indica cuál es nuestro POTENCIAL en Cristo.  No necesariamente habla de nuestra REALIDAD del momento sino de lo que pueda suceder en nuestras vidas si cooperemos con Dios.   Si respondemos adecuadamente a dicha profecía, entonces el potencial se pueda convertir en realidad.  Ese proceso pueda ser un proceso rápido o pueda durar años.

Muchos se han animado porque alguien les profetizó que tienen llamado a la vocación ministerial de profeta.  Mas debamos tomar en cuenta que la profecía personal (especialmente por medio de alguien que no es nuestro pastor o padre espiritual) NO es para comisionarnos o instalarnos a una posición o vocación ministerial.

Como regla (aunque no una regla fija) una profecía personal que indica un llamado a uno de las cinco vocaciones (ministerios Efesios 4:11) debe de venir por medio de uno que es profeta reconocido y no por medio de alguien operando en el don de la profecía.  No recomendamos a los que se mueven en el don de la profecía andar profetizando vocaciones ministeriales a otros, sino reservar ese nivel de responsabilidad a aquellos que ejercen una vocación ministerial madura y reconocida.

El don de la profecía por medio del creyente normalmente es reservado para asuntos menos pesados, asuntos de edificación, exhortación, y la consolación (1ª Corintios 14:3).  Claro, un creyente operando en el don de la profecía pueda recibir revelación mayor que su autoridad.  Tenemos que recordar que revelación no implica autorización.  Dios nos dará revelación mayor que nuestra autoridad para probarnos y para ver si sabemos cuándo callar la boca tanto como para abrirla.

La comisión (o el nombramiento) viene por medio de nuestros padres espirituales (pastores) quienes nos conocen, han caminado con nosotros, nos han observado, y tienen una idea clara de nuestro estado de preparación, madurez, y carácter.

El profeta itinerante solo percibe el potencial, no necesariamente la condición actual.  Es peligroso comisionar u ordenar alguien a una vocación ministerial (nombramiento a uno de los cinco ministerios Efe. 4:11) si no conoce bien a esa persona.  Los que se atreven hacerlo no son sabios y están corriendo riesgos grandes que puedan provocar confusión y daño.

Muchos son llamados, pero pocos son escogidos. (Mateo 22:14)  Todos tienen más potencial que lo que han realizado.  Pocos son aquellos que han pasando por las pruebas necesarias del carácter con la actitud positiva, y que hayan hecho la inversión para prepararse con estudio bíblico,  sirviendo con fidelidad en el ministerio de otro.

La parábola de los talentos nos ilustra el principio clave de que solo recibimos más responsabilidad y autoridad cuando hemos sido fieles con lo poco, y con lo que pertenece a otro (Mateo 24:14-30).  Esto también se puede ver claramente en la vida de Eliseo quien sirvió primero a Elías antes de entrar a su propio ministerio.

Me preocupan los que a base de una o dos profecías comiencen a auto-nombrarse como “profeta” o “apóstol”.  Primero los nombramientos deben venir por medio de otros, por medio de nuestros padres espirituales.  En segundo lugar, los nombramientos deben de venir solo cuando ya existe suficiente EVIDENCIA que la persona YA está operando en dicha unción.  Los nombramientos deben de ser más bien un reconocimiento público de lo que ya se ha realizado y evidenciado en la vida del candidato. 

Además, tenemos que reconocer que HAY DIFERENTES NIVELES DE LLAMADO Y DE COMISIÓN. 

David fue llamado y hasta ungido por Dios por medio del Profeta Samuel para ser rey de Israel.  Su tiempo de llamado y ungimiento ocurrió cuando era apenas un adolescente.  DAVID ERA UN ADOLESCENTE NOBLE, PERO NO TENÍA LA MADUREZ, SABIDURÍA, EXPERIENCIA, NI FUERZA DE CARÁCTER PARA SER REY EN ESE MOMENTO. 

steps up the stairsDespués de recibir su profecía personal, David entró al proceso largo y duro de ser preparado.  Su nombramiento a “Rey de Israel” fue realizado EN ESCALAS así como él fue PROBADO EN CADA ÁREA DE SU VIDA.  Antes de ser nombrado como rey, fue probado como:

  • Hijo fiel de Isaí
  • Adorador
  • Pastor de ovejas, lidiando con un oso y a un león.
  • Tañedor por el Rey Saúl
  • Matador de gigantes…
  • Guerrero por Saúl
  • Yerno de Saúl
  • Perseguido por Saúl
  • Líder de una banda pequeña de hombres endeudados, deprimidos, y desanimados.  Los formó en guerreros valientes.
  • General de un ejército pequeño
  • Gobernador de Siclag
  • Rey de dos Tribus de Israel
  • Rey de todo Israel.

Dios no está de prisa.  Dios prefiere la calidad que a los números.  Dios nos ama lo suficiente para probarnos en cada área del corazón antes de encargarnos la responsabilidad, autoridad, y unción que de otro modo nos podría inflar la cabeza y hacernos caer en la soberbia o peor.

Si usted sabe que tiene llamado profético, usted pueda confiar en Dios a proveer todo lo necesario para que cuando llegue el cumplimiento del tiempo podrá desempeñar su ministerio.  Mientras tanto,

  1. Sea un fiel alumno de la Palabra de Dios, la Biblia.
  2. Aprenda todo lo que pueda de otros quienes ya están reconocidos e instalados en el mismo ministerio.
  3. Siga bajo cobertura espiritual y sirviendo y apoyando el ministerio y visión de otro.  Dios nos probará si somos fieles en el ministerio de otro antes de entregarnos lo nuestro.
  4. Aprovéchese de las oportunidades a servir – sea con los niños, en el asilo de ancianos, en el penal, en la cocina, en donde quiera que pueda servir.  Dios usa más a los quienes ya están haciendo lo que puedan con lo que tienen.

El servicio demuestra que tenemos el corazón correcto.  Los quienes se consideren demasiado importante para ministrar a los niños se han hecho mayores que Cristo Mismo.   Cristo ministró también a los niños y a los quienes no Le pudieron ofrecer nada. kitty is a lion

Usted puede confiar en que Dios tiene los tiempos de su vida y minsterio en Sus manos.  ¡Dios será fiel a usted!  Confíe en Su amor, bondad, y dirección en su vida.

 

Si esta enseñanza le ha sido de provecho y edificación, ¡entonces compártala con otros!

TODOS NECESITAMOS COBERTURA ESPIRITUAL…

Por el Profeta Cliff Bell © 2013

todos necesitamos cobertura ardilla

Uno de los peligros dentro del movimiento profético y apostólico es cuando alguien esté ministrando sin cobertura.  Este siempre ha sido un problema, pero cuando alguien comience a usar las palabras, “Así dice el Señor” es aun más problemático porque hay más potencial de dañar al Cuerpo de Cristo.  No necesitamos más de aquellos que dejan una congregación como una zona de guerra, un desastre que entonces el pastor local tiene que reparar…

La palabra profética (rema) es la espada del Espíritu según Efesios 6: 17.  Como tal puede traer gran beneficio, libertad y edificación.  Pero en las manos de alguien que actúe como burro sin mecate puede causar mucho daño.

Dios está madurando al movimiento profético y apostólico.  No queremos ni espada del espiritu 2necesitamos una formalidad religiosa que apaga el fuego de Dios, pero sí necesitamos una forma, un protocolo establecido que pueda permitir que fluya lo que es de Dios y al mismo tiempo impedir a los que solo quieren dañar.  Una de las cosas necesarias es la cobertura espiritual.

Continuar leyendo…